Ventajas fiscales

Las peticiones de celebraciones de misa no tienen ventajas fiscales.

Si es persona individual

Se puede deducir el 66% de sus donaciones con un límite del 20% de sus beneficios, renta imponible. Una donación de 100€ supone dar realmente solo 34€.

Si es una empresa

El 60% de su donación será deducible de su impuesto de sociedades con un límite del 0,5% de su importe total de impuestos. Una donación de 1000€  le costará realmente 400€.