Una familia moderna

Cuando se conoce la vida de Luis y Celia Martin que transcurrió en el siglo XIX, uno se da cuenta de que su ejemplo es  perfectamente válido en la actualidad. En efecto, cada unos de nosotros puede encontrarse en algún aspecto de sus vidas: deseo de consagrarse a Dios, matrimonio tardío, inquietudes para asegurar el porvenir de los hijos, una hija problemática, Leonia, preocupaciones económicas y profesionales, incertidumbres causadas por la situación económica del país, cáncer de pecho de Celia, enfermedad que ocasionó graves problemas mentales a Luis en su vejez…

La santidad de Luis y Celia Martin es una santidad que se puede vivir en todas las épocas, en todas las situaciones y en todas las circunstancias de la vida.