Congregación

Instituto de Hermanita de Santa Teresita del Niño Jesús (fundado el 2 – 11- 1923)

Santa Teresita enseña que su “caminito” es un caminito de infancia y de amor:” Don José Mazzanti y Madre María Zanelli vivieron esta espiritualidad.

Confianza en Dios para creer que los deseos del corazón de Antonieta  Zanelli procedían de Él: ser apóstol, dar a conocer con otras hermanas la misericordia de Dios por medio del servicio a los demás y atender a los muchos “pequeños” del Reino.

Pero también el amor. Don José encontró en Santa Teresita la descripción de su propio espíritu. También la contemplación y la misión, la universalidad y la humildad: ”En el corazón de la Iglesia, mi Madre, yo seré el amor…en el estilo de Jesús: Dejad que los niños se acerquen a mí.”

La Congregación de Hermanitas de Santa Teresita del Niño Jesús fue querida por Dios como respuesta misericordiosa para curar las llagas dejadas por la Primera Guerra mundial y el sufrimiento social y económico del país de Don José y Madre María.

El 2 de noviembre de 1923, en la iglesia parroquial de Santa Águeda de Ímola, el Padre reunió a las cinco primeras hermanas para imponerles la cruz con una imagen de Santa Teresita en el centro. Allí, arrodilladas delante del Santísimo Sacramento, dieron con toda generosidad y sencillez su “Sí“ a Jesús, a quien Madre María jamás negó nada

Cuando murió el Fundador, en 1954, la comunidad tenía 20 años y estaba preparada para comenzar su obra más importante: ”El Oasis” Santa Teresita de Ímola, una casa para acoger a niños necesitados y para educar a los “pequeños” con actividades escolares y extraescolares.

El Padre y la Madre, aunque estaban animados del espíritu misionero, no fundaron en tierras de misión porque “no tenemos el corazón preparado para ver partir a nuestras hermanas.” Por eso, las Hermanitas no lo hicieron hasta después de su muerte.

La Congregación comenzó a enviar religiosas a tierras de misión en 1965, a Brasil (1965), a Kenia (1967), a Méjico (1991) La última fundación ha sido la de Alençon, Normandía, Francia, donde nuestras hermanas acogen a los peregrinos y participan desde 2009 en la animación de las peregrinaciones a la casa de la Familia Martin, lugar donde nació Santa Teresita del Niño Jesús.

“El amor misericordioso a los pequeños, a los pobres, a los necesitados, a los enfermos, a los que sufren en el cuerpo y en el alma es el carisma particular que los fundadores imprimieron al Instituto,” como figura en el artículo 78 de nuestras Constituciones. En efecto, el artículo 2 dic:,”El Instituto nació en la Iglesia para ser testigo y para llevar el Amor Misericordioso del Padre a los “pequeños” del Reino. Para alcanzar esta meta se sigue a Jesús casto, pobre y obediente hasta la muerte en la cruz, según el espíritu del “Caminito” de Santa Teresita del Niño Jesús.”

En la actualidad, la Congregación cuenta con 106 religiosas en 22 comunidades, distribuidas en tres continentes y en 6 países, en los que tratan de reflejar el Amor delicado y misericordioso de Dios Padre, iluminado por la sonrisa de Santa Teresita del Niño Jesús y la presencia fraternal de Madre María y de “Don Pepino”